Islas paraíso: Koh Kood

Tailandia es un país famoso por sus playas paraíso, una estampa de islas con arena blanca y aguas tan transparentes como el cristal. Si coincides en que unas buenas vacaciones deben incluir playas de ensueño Tailandia es el lugar idóneo. Archipiélagos con islas que empiezan por Koh (isla en tailandés) como es el caso de Koh Kood que significa “escondite tropical”. Se trata de una pequeña islas de 25 kilómetros de largo, también llamada Koh Kut, situada en el sureste tailandés. Koh Kood se encuentra muy cerca de la frontera con Camboya a 315 kilómetros de Bangkok. Es la cuarta isla más larga de Tailandia y está bañada por las aguas del golfo de Siam o golfo de Tailandia.

Para acceder a Koh Kood hay que llegar en ferry o lanchas. Normalmente llegan los viajeros procedentes la isla más cercana, Koh Chang que a su vez vienen de Trat, la ciudad en tierra más cercana. El puerto de ferrys es Laem Ngop, el punto de partida para cruzar el agua y llegar la codiciada isla. Ban Khlong hin dam es la población más grande de Koh Kood, en ella se encuentran los principales servicios: restaurantes, el hospital y la comisaría de policía. La carretera pierde calidad a medida que se alejamos de Ban Khlong hin dam aunque conecta con el resto de zonas de la isla.

Gracias a sus características naturales con montañas y llanuras muchos de los arroyos de Koh Kood se acaban convirtiendo en impresionantes cascadas como la de Nam tok Khlong Chao, una de las más famosas semejante a una piscina, perfecta para nadar en medio de la naturaleza o Nam Tok Khlong Yaiki, que se encuentra un poco más al norte pero vale la pena por la tranquilidad que se respira en ella. En cuanto a las playas de un color turquesa espectacular las más populares son Tapao, Klong Yai Kee y Chao, cercanas a la cascada Khlong Chao. La playa más grande es Bang Bao, un lugar tranquilo y relajante lleno de caracolas, conchas, corales y peces de colores, perfecto para hacer submarinismo. En Koh Kood hay escuelas de inmersión para aprender a moverse como pez en el agua.

Para disfrutar del entorno natural que ofrece Koh Kood existen las diferentes actividades como kayak, buceo con tubo o visitas en bici a las recónditas cascadas por sus caminos llenos de flora y fauna típicos del clima tropical. Las pacíficas aguas de Koh Kood invitan al viajero a coger un kayak e ir remando por los islotes y los trozos costeros vírgenes además de sumergirse con la equipación de snorkel para descubrir el mundo submarino que esconde Koh Kood.

Ao Salad es una bahía de Koh Kood donde se compra a los pescadores marisco y pescado fresco y se puede dormir en sus casas por 300 Bahts la noche. Ao Salad es un típico pueblo pesquero donde se puede ver el tradicional estilo de vida de los isleños tailandeses. Además entre sus aguas nadan pequeños tiburones, meros, cangrejos, en definitiva diferentes tipos de marisco que los pescadores faenan para sacarlos del mar y luego llevarlos a los restaurantes de la propia isla donde se cocina con recetas caseras y más tarde llegan a los de la capital, a los restaurantes más caros de Bangkok.

Thailandia

En el sureste asiático se encuentra el Reino de Thailandia o traducido al español, “Tierra de los Thai o Tierra de la Gente libre”. El país está dividido en cinco áreas, compuestas por setenta y seis provincias. Con una población de algo más de sesenta y cinco millones de habitantes, y la mayoría pertenecientes a la religión budista, de descendencia china. Ofrece un clima tropical, caracterizado por sus monzones, caluroso, húmedo y lluvioso entre el mes de mayo y septiembre, en la época de lluvias y el resto del año en época seca. La capital del país, Bangkok recibe a la mayor cantidad de turistas que llegan venidos de todos los puntos del planeta.

Thailandia, cuenta con diferentes islas totalmente paradisíacas al suroeste del país, donde relajarse durante el día, tumbados sobre arena fina mientras se contempla el mar de color turquesa. Una de sus islas más turísticas es Phuket, donde llegan el mayor número de visitantes para disfrutar del calor y la humedad.

Para aquellos que tengan pasión por los parques naturales, en  Thailandia se encuentra el Parque Nacional Khao Sok, que cuenta con una presa a la que se puede acceder mediante barca, incluso cabe la posibilidad de hacer noche en las casas flotantes, disfrutando de un paisaje selvático, que hará sentir al viajero, la pura esencia de la zona.

Por el contrario, para aquellos más aventureros y mochileros, Chiang Mai cuenta con una de las mejores ofertas de excursiones a pueblos indígenas de la zona, y más valorada por los turistas. También cuenta con un gran número de templos, que no dejan a nadie impasible, aparte de la cantidad de diferentes cursos que se pueden realizar, como por ejemplo los de Yoga al más puro estilo thai. Pero si aún y así, se nos hace poco, Pai, es un refugio de mochileros y hippies también cuenta con una gran oferta de excursiones tanto a pie como en bicicleta, para conocer toda la zona más rural del norte de Thailandia.

Nong Khai, es uno de los máximos exponentes en cuanto a lo que relajación se refiere. Pueblo thai por excelencia, ofrece relajación y autenticidad al viajero, para que disfrute de los placeres de la vida. Desde este punto, es muy fácil poder cruzar a Laos y pasar uno o más días dependiendo de lo que se quiera.

Pero lo que no puede faltar en el viaje a Thailandia, es visitar el mercado de Mae Klong, a no más de una hora de Bangkok. Es muy curioso ya que está situado en unas vías de tren por donde y que pasa unas ocho veces diarias. Por suerte, este mercado no está infestado de turistas, así que conserva el más puro estilo de vida de Thailandia. Otro mercado muy interesante a visitar sería el de Damnoen Saduak, ya que se   monta  sobre plataformas flotantes.

Thailandia, ofrece al turista un gran abanico de posibilidades para poder visitarla.  mil y una maneras todas distantes entre sí, tanto su cultura, su gastronomía, sus paisajes o sus gentes hacen que el viajero pueda sentir el ritmo de vida thai a la vez que integrarse, en un paraje idílico como es Thailandia.

 

Full Moon Party

Centenares de personas, llegan durante todo el año a Tailandia,normalmente a la capital del país, Bangkok.Turistas venidos de todo el  mundo, aterrizan deseosos del calor tropical con el que son recibidos nada más bajar del avión.

Desde Diciembre a Marzo,que son los meses de temporada alta, es cuando esos centenares de personas, jóvenes, mayores, de mediana edad, rusos,americanas,australianos,suecas, altos, bajas, morenos o rubias, no importa de donde vengan o como sean desembarcan. Algunas de estas personas, han llegado al país en busca de una cosa, con una finalidad muy clara y definida, la Full Moon Party.

Desde hace algunos años se viene hablando de esta fiesta tailandesa, que durante una noche al mes ilumina e inunda una de las playas de la isla de Koh Phangan.

La Full Moon Party, es el festejo de la luna llena. Es la celebración de una cambio de luna, aunque no es para nada una tradición propia tailandesa,pero se han acogido perfectamente a ella. Claro está, que es un reclamo turístico muy grande y los tailandeses de Koh Phangan no han dejado pasar la oportunidad de sacar tajada de ello.

Antes de seguir hablando de la fiesta en sí,cabe decir que hay diferentes maneras de llegar hasta la isla. Desde Bangkok, se puede llegar en tren comprando un billete en la estación.Este billete normalmente suele comprarse combinado, que consiste en un tren cama, para poder dormir cómodamente toda lo noche, para por la mañana coger un ferry hasta  de Koh Phangan.También se puede llegar en autobús que es algo más rápido, pero igualmente es necesario coger un ferry para poder llegar a la isla.El trayecto al completo, puede ser de unas 13 a 16h de viaje. Aunque , una vez en la isla lo mejor y más recomendable para los más intrépidos es alquilar una moto, por no más de cinco euros al día y así poder moverse libremente, si no siempre  quedarán los taxis, que son muy baratos también.

Por otro lado,  para aquellos que tengan más tiempo y sus bolsillos se lo permitan, una buena opción es visitar las islas vecinas de Koh Phangan. Koh Samui y Koh Tao, paraísos de playas tropicales que harán que te sientas como en la película del Lago Azul (aviso , el nudismo en Tailandia está prohibido, al igual que el top less) o el mismísimo Tarzán, ya que en ellas podrás encontrar jungla a pie de playa, con monos, ríos,cascadas y toda clase aves. Para llegar a estas islas es mucho mejor la opción del avión, desde  Bangkok.

La celebración de la Full Moon Party, es en una de las playas de Koh Phangan, más exactamente  en la playa de Haad Rin. Si que hay que decir, que la fiesta tiene una historia y es toda una tradición, pero por suerte o por desgracia no es la típica  leyenda bonita, sobre alguna deidad o creencia pagana o religiosa. La primera  Full Moon Party, no fue nada más que una celebración del cumpleaños de unos turistas en la playa de Haad Rin, un día de luna llena y con nada más que unos 35 asistentes a ella, por allá en 1985. Desde ese momento, parece que ha ido creciendo de manera desorbitada, ya que se estima que reúne entre 8000 y 31000 personas, para continuar la tradición.

Se puede decir que es una fiesta en toda regla, ya que se puede encontrar todos los requisitos necesarios para ella. Los elementos indispensables como los juegos con fuego, performances de todo tipo,  acróbatas,malabaristas y fuegos artificiales. Y como no, hay música para todos los gustos, techno, trance, pop, reggae…Pero para la mayoría de los invitados hay algo que no puede faltar, y es el alcohol. Barato y en gran cantidad.

La Full Moon Party, dura hasta que el cuerpo aguante o de manera reglamentaria, hasta la salida del sol, donde se pueden observar como miles de personas, duermen plácidamente sobre un manto de arena.